¿Buscas escaquearte de una multa? Aquí tienes algunos trucos

Seguro que en más de una ocasión te has querido librar de alguna multa, y seguro que en todas ellas has acabado pagando, y pagar por pagar es tontería así que aquí te damos algunos trucos para que no te saqueen.

  1. Lo primero de todo es recurrir siempre y (énfasis en siempre) la multa. Por vía administrativa durante los recursos, y en la ejecutiva durante la reclamación del importe, una vez se firme. Haciendo esto podremos librarnos de pagar, aunque tengamos la culpa, gracias a errores de procedimiento como que te lo comuniquen fuera de plazo, que no te la cobren a tiempo o que la matrícula este mal.

 

  1. Si le pides prestado el coche a un amigo y tienes la mala suerte de que te pille un radar, la multa irá directamente al propietario, a no ser que te hayan hecho parar el coche. Pagar no vas a pagar pero el tema moral y el sentimiento de culpa ya es cosa tuya.

 

  1. Si has cometido una infracción pero no te pararon y a los días te llega la multa a casa sin un papel en el que indicar quien era el conductor del coche en ese momento puedes recurrirla solicitando que la anulen por “atribución arbitraria de responsabilidad”.

 

  1. En caso de que lo único que te incrimine sea la palabra del policía tiene que corroborarlo en un informe y en la mayoría de las ocasiones se extravían los expedientes o se pasa el tiempo permitido así que podrás alegar falta de pruebas y podrás no pagar la multa.

 

  1. Si te multan por hablar por teléfono siempre puedes mostrar como prueba la factura de instalación del manos libres o el manual del móvil en el que aparece la función.

El tema de los puntos… mejor lo dejamos para otro día. De momento solo queríamos ahorrarte unos eurillos ahora que la Navidad está a la vuelta de la esquina.

Otras cositas interesantes...

Deja un comentario