Cuidado del parabrisas contra el frío

Lo que parece obvio puede resultar contraproducente y romper el cristal de tu coche

Con la llegada del frío y de hielo la conducción merece una especial atención, como también la necesitan los diferentes cuidados que habitualmente hacemos a nuestro coche.

Si descuidamos el trato y la atención a los diferentes elementos de nuestro vehículo, podemos encontrar ciertos problemas que nos compliquen el día a día o, peor aún, pongan en peligro nuestra seguridad.

Uno de los elementos más importantes de nuestro coche es la luna. Tener una buena visibilidad es clave y, por eso, con la llegada del frío, como en estos días, es importante prestar especial atención a su cuidado. Pon atención a estos tres detalles básicos:

1. En cuanto a la retirada de hielo, vaho o escarcha, no debes hacerlo con agua muy caliente o con la calefacción a una temperatura extrema, ya que el cambio repentino de temperatura podría romperlo.
2. El depósito del líquido limpiaparabrisas no debe ir lleno únicamente con agua, ya que se podría congelar. Es recomendable usar, también, limpiacristales.
3. Los limpiaparabrisas deben ser cambiados cada seis meses o cada año. ¿Lo sabías?

Otras cositas interesantes...

Deja un comentario