La vuelta al cole en China

50 carriles no son suficientes y se sufre más de 100 kilómetros de atasco

Dicen que el que no se consuela es porque no quiere, y para muestra un botón. Este es un atasco cerca de Pekín en plena operación retorno de las vacaciones. Cincuenta carriles de atasco antes de entrar al peaje, y más de cien kilómetros de distancia con el coche parado.

Pero, ¿cómo es posible que se formen estas retenciones? En esta caso, el problema viene por el embotellamiento que se produce una vez superado el peaje, donde la carretera pasa de 50 carriles a, solamente, la mitad.

Otras cositas interesantes...

Deja un comentario