Las multas más raras del año

multa tráfico

Si te parece injusto que te multen por pasarte un poquito de nada la velocidad permitida, espera a ver las siguientes multas, porque son reales y… ¡Han pasado de verdad!

¿Que se te avería el coche y la grúa que lo lleva va más rápido de lo permitido? Pues multa al canto. Sí, sí, como lo lees, y no es una de esas historias que pensamos que solo le pueden pasar a los americanos. Igual de sorprendidos se quedaron una pareja barcelonesa cuando les llegó una multa de 100 € por el exceso de velocidad de un coche que no estaban conduciendo. Por supuesto se negaron a pagarla.

¿Más surrealismo? Ponte en situación: te despiden del trabajo, y junto a esa maravillosa noticia te llega otra; un puñado de multas y tu carnet de puntos a cero porque tu querida empresa ha decidido poner tus datos en un coche ¡que nunca has conducido! Así, con esa misma cara, se quedó el conductor de Girona afectado en 2008.

Esperamos que no estés conduciendo mientras lees este artículo porque corres el riesgo de ser multado. En 2014, 13 personas fueron multadas en Pontevedra por ¡girar la cabeza! Pero no un giro cualquiera, saca escuadra y cartabón y ponte a medir porque si te pasas de los 45º tú también puedes correr la misma suerte. La policía alegó distracción en la conducción pero acabaron retirando las sanciones por “exceso de celo en la labor de vigilancia”.

Otras cositas interesantes...

One thought on “Las multas más raras del año

Deja un comentario