Las multas que te ponen en el extranjero… Y sí llegan a casa

Algunos países europeos comparten información sobre las infracciones de tráfico y multan en sus carreteras

Seguro que más de una persona te habrá dicho “no te preocupes, si te multan fuera de España no te va a llegar…” ¡Error! Algunos países europeos a través de la directiva europea, comparten información en materia de seguridad vial, por lo que si cometes una infracción es sus carreteras es posible que la sanción te llegue pese a no estar en carreteras españolas.

No todas las infracciones se castigan, y no de la misma forma, pero el exceso de velocidad, la falta de uso del cinturón de seguridad, saltarse un semáforo, conducir ebrio, conducir drogado, no llevar el casco de moto, uso del móvil u otro dispositivo durante la conducción y circular por un carril contrario son las multas que, de comertelas, te van a llegar a casa.

¿El precio de la sanción es igual que en España? No, ni muchísimo menos. Cada país cuenta con una legislación diferente, por lo que aquí tienes las más frecuentes, y la sanción que te podría llegar:

  • Alemania: circular sin cinturón: 30 euros; exceso de velocidad: entre 150 y 680 euros; consumo de alcohol: 500 euros; uso del móvil al volante: 60 euros.
  • Bélgica: circular sin cinturón: 110 euros; exceso de velocidad; entre 53 y 4.000 euros; consumo de alcohol: multas de 135 a 4.500 euros; uso del móvil al volante: sanción de 110 euros.
  • Francia: circular sin cinturón: 135 euros; exceso de velocidad: entre 68 y 1.500 euros; consumo de alcohol: entre 135 y 4.500 euros; uso del móvil al volante: 135 euros.
  • Italia: circular sin cinturón: de 81 a 326 euros; exceso de velocidad: entre 41 y 3.316 euros; consumo de alcohol: multas de 532 a 6.000 euros; uso del móvil al volante: sanción de entre 161 y 647 euros.
  • Reino Unido (coste aproximado al cambio en libras): circular sin cinturón: 569 euros; exceso de velocidad: entre 113 y 1.100 euros (si hay juicio, la multa asciende a 2.848 euros); consumo de alcohol: hasta 2.850 euros y tres meses de cárcel; uso del móvil al volante: sanción de 230 euros (o algo más de 1.100 euros si el conductor tiene que ir a juicio).

Otras cositas interesantes...

Deja un comentario