Nuevo invento: cómo acabar con los atascos en las rotondas

Un sistema inteligente regularía las diferentes entradas a la rotonda dependiendo del nivel de tráfico de cada uno

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia están desarrollando un sistema, denominado ‘ramp meter’ para regular los atascos que se producen en las rotondas dosificando la cantidad de vehículos que accede por cada entrada.

“La demanda del acceso principal más cargado se controlaría con lo que se llama un detector de colas –un dispositivo magnético situado dentro del asfalto para detectar los coches–, que, a su vez, se conecta a un semáforo inteligente situado en otro acceso menos congestionado, pero que bloquea al primero”, describe Mariló Martín-Gasulla, una de las investigadoras.

Un sistema similar se usa en algunas autopistas de Norteamérica y Australia para regular el control de acceso a la misma con el fin de reducir los entaponamientos. Desde el propio grupo investigador, con este sistema las demoras pueden reducirse hasta en un 60% ya que se puede generar unos huecos más largos que sean aprovechados por los conductores del carril más atascado. Este regulación se podría modificar adecuándose a las circunstancias reales de la rotonda.

“Al final se consigue un equilibrio del sistema basado en los datos que se reciben del acceso controlado, llegando a disminuir la demora y la longitud de la cola, lo que, además, ayuda a reducir las emisiones, ya que el conductor para menos veces y durante menos tiempo”, apunta Mariló.

Otras cositas interesantes...

Deja un comentario